BODAS NAVIDEÑAS

Todo wedding planner lo sabe, la organización de bodas de estas fechas es de lo más mágica e idílica. El espíritu navideño, los decorados plateados, dorados, nevados, las flores de pascua, el muérdago, los regalos, cientos de detalles que pueden crear un entorno familiar y original cargado de un ánimo entrañable que se templa a la luz de una buena chimenea. ¿No parece una estampa fabulosa?

Entre algunas de las muchas ventajas, la más obvia es que, la organización de bodas en estas fechas, es mucho más económica, ya que el número de celebración es considerablemente inferior. Esto significa, por lo tanto, que escoger con tranquilidad un espacio para el convite será mucho más fácil y tendrás menos competencia.

Por otro lado, al ser fechas familiares donde todos suelen reunirse, es más factible que prácticamente la totalidad de tus invitados puedan acudir, o se muestren más solícitos a ello que en plenas vacaciones de verano, donde siempre hay viajes planeados.

Las bodas de diciembre tienen una flexibilidad decorativa que creará un espacio único donde las fotos serán preciosas. Cualquier wedding planner asesorará optar por elementos de la naturaleza como el acebo, propio de esta época, y cómo no, un entorno de árboles nevados para que inmortalizar a la novia cree unos colores y brillos incuestionables. Si, por el contrario, no eres de tanto frío, las playas en estas fechas están mucho más tranquilas y ofrecen una imagen del mar realmente maravillosa. Mallorca o Canarias hará las delicias de tus invitados. Los menús de boda en invierno son más elaborados, contundentes y con productos de temporada, delicias que se asimilan mucho mejor que cuando tu cuerpo soporta cuarenta grados de temperatura a la sombra. Como novia, contarás con más complementos entre los que escoger, boleros de piel, capas, torearas de encaja y vestidos de manga larga de lo más favorecedores.Si lo que quieres es mezclar una de las épocas más entrañables del año con una boda de ensueño, sin duda, éste es el momento.