Los cambios del “Sí, quiero”.

En wedding planner Madrid sabemos que esta fórmula es ultra conocida y que, de una cultura a otra puede cambiar ligeramente. En el caso del Vaticano, esta afirmación fue modificada hace 50 años. Especializados en la organización de bodas Madrid, sabemos de pe a pa la estructura del matrimonio religioso: comienza con la entrada de la novia, el saludo y la oración inicial. Le sigue la liturgia de la palabra, la homilía y la celebración del matrimonio que consta de interrogatorio, consentimiento e imposición de los anillos. Después proseguimos con la oración a los fieles, las ofrendas, la oración del Padre Nuestro, la bendición a los esposos, la paz, la comunión y la despedida.

El 30 de marzo de 1969, la forma en que los contrayentes se aceptaban en matrimonio fue modificado cambiando del sí tradicional, a una fórmula más larga: Yo (nombre de la persona) te tomo a ti (nombre de la otra persona) por esposa (o esposo) legítima y te prometo fidelidad en la prosperidad y en la adversidad, en la enfermedad y la salid, para amarte y honrarte todos los días de mi vida” (con sus pequeñas variantes en cada país).

Además, y como algo revolucionario en la época, el decreto permitía la celebración religiosa dentro de la Iglesia o en cualquier otro recinto exterior, dando un paso más hacia el progreso y favoreciendo eventos entrañables que han dado lugar a la aparición de wedding planner Madrid como nosotros, pues ya las opciones son más amplias y complejas.Y es que a veces, lo más corto no siempre es lo más indicado, o lo que más gusta. En este caso, una fórmula más amplia ha sido muy bien aceptada por los esponsales.