Nick Jonas, Priyanka Chopra y una boda interminable

Sin duda alguna la wedding planner que se encargase de la organización de bodas de estas dos estrellas debió de terminar exhausta. Cuatro días de celebración no son peccata minuta.

El broche final tuvo lugar en el magnífico hotel Umaid Bhawan Palace, en Jodhpur, al noroeste de la India, en una ceremonia cristiana oficiada por el padre del novio, Paul Kevin Jonas. Los tres días anteriores, estuvieron llenos de comida, baile y festejos en un palacio cuyo precio ronda los 60.000 euros la noche. Una organización de bodas espectacular digna de la unión que representaba entre dos religiones y dos mundos como el de Hollywood y Bollywood.

Los festejos comenzaban con la «puja», un rito tradicional hindú donde los novios hacen reverencias ante Dios, rezan y cantan con un traje tradicional llamado «kurta», finalizando el día con la ceremonia «Mehndi», donde la novia se pintó las manos y los pies con «henna».

Posteriormente se daría paso, en un nuevo día, al «Sangeet», una nueva ceremonia donde novios e invitados disfrutaron de una fiesta repleta de conciertos, fuegos artificiales y banquetes. Cada asistente recibió varios regalos, en concreto, unas monedas de plata donde aparecen los dioses hindúes Laxmi y Lord Ganesha. El penúltimo día los novios se casaron por el rito hindú y, por último, tuvo lugar la ceremonia cristiana.La pareja solo llevaba dos meses de relación cuando anunció el casamiento y puso a trabajar a máximo rendimiento a su wedding planner personal. Una relación de la que, en general, solo se han conocido preparativos de boda debido a la fugacidad de sus inicios. Con una diferencia de edad de once años, los novios demuestran que el amor no entiende de tiempo, edades, culturas ni religiones y, por ello, les deseamos todo lo mejor en su recién estrenado matrimonio.